¿Dónde estamos?

El Pueblo:

Castillo de Macastre

Vivimos en Macastre, un pequeño pueblo de unos mil habitantes en la comarca de la Hoya de Buñol, a 37 Km. de la ciudad de Valencia.

La Casa:

Nuestra casa mantiene la tipología de la vivienda típica de agricultores humildes del pueblo. Era de los abuelos maternos de Inma, la autoconstruyeron sus antepasados a principios del siglo XIX. Es una casa orgánica y viva, de piedra, caña, madera y cal.

Cuando llegamos en 2011 llevaba varias décadas de abandono. En su restauración estamos aplicando criterios de bioconstrucción y bioclimatismo y principios de diseño en permacultura.

La Huerta:

La Huerta-Jardín del Boticario está a dos minutos caminando desde casa, fue la huerta del abuelo de Inma. Se localiza en la Partida del Boticario, junto a un viejo jardín abandonado de una casa señorial.

El terreno tiene una superficie de 2 hanegadas (unos 1.600 m²), forma parte del conjunto de huertas abancaladas de origen ibero-romano del cerro del castillo. El sistema de regadío mejorado por los moriscos era por inundación, con agua procedente de los manantiales de río Juanes, Fuente del Moro, Mina Morena y Fuente Grande. En 2012 la comunidad de regantes instaló el riego por goteo.

Vista de la Huerta del Boticario con riego por inundación (2011)

La Huerta-Jardín del Boticario es una huerta-jardín-vergel demostrativa, que nos permite desarrollar nuestra creatividad y expresión artística, generando espacios de belleza e inspiración.

En ella distinguimos tres zonas principales:

-Bancales Sinérgicos: Es el área de producción intensiva de verduras y hortalizas. En ellos favorecemos la autofertilidad de la tierra mediante el no laboreo, la sucesión de especies vegetales de diferentes familias y un acolchado permanente.

-Bosque Comestible: En él estamos introduciendo árboles frutales de variedades antiguas, arbustos y plantas compañeras para favorecer a la fauna auxiliar y prevenir enfermedades, acumuladores dinámicos y plantas que con sus preparados curan a otras plantas, bandas florales con especies comestibles y ornamentales que Inma utiliza en su taller de artesanía, plantas aromáticas, condimentarias y medicinales, herbáceas para la producción de acolchados y también verduras y hortalizas de forma extensiva. Con su diseño pretendemos hacerlo evolucionar hacia una maquia adehesada mediterránea de alta productividad y mínimo manejo que incremente la biodiversidad y la estabilidad del entorno.

-Setos: Toda la parcela se encuentra rodeada por un seto diversificado con más de 50 especies botánicas de árboles, arbustos y matas que hemos ido plantando desde 2011.

En septiembre de 2016, el tío Vicente (nuestro vecino de huerta) nos ha arrendado su parcela de hanegada y media. Llevaba desde el año 2008 en barbecho mecánico.

 

 

 

 

 

 

 

Huerta de Vicente en 2015 y en 2017 tras sembrar un abono verde

Tras casi un año de espera para devolver la fertilidad perdida a la tierra, en julio de 2017 iniciamos la ejecución del diseño en permacultura de esta nueva parcela.