Algunos conceptos

Centro de Vida y Aprendizaje:

La organización internacional G.E.N. (Global Ecovillage Network. Red Global de Ecoaldeas) define a los Centros de Vida y Aprendizaje como:

“Poderosos catalizadores para el cambio. Son lugares a los que la gente puede acudir y aprender sobre formas de vida sostenible a través de experiencias prácticas que se pueden reproducir en todo el mundo. Son modelos locales planetarios. ¡Míralo, hazlo, llévatelo a casa, compártelo con otros y recrea algo nuevo!”.

Su novedad radica en que se ofrece no sólo una estancia o formación sobre temas relacionados con la sostenibilidad, sino que el propio centro es en sí mismo un modelo de sostenibilidad, tanto ecológica como social. Lo que se pretende es mostrar a un público mayoritario que es posible alcanzar una gran calidad de vida con un escaso impacto ambiental.

Permacultura:

La Permacultura es un sistema de diseño que nos permite integrar la actividad humana con la naturaleza, creando sistemas estables de elevada autosuficiencia.

Sus principios de diseño se basan en la observación de los sistemas naturales, en la sabiduría ancestral de los pueblos indígenas y en los conocimientos técnicos y científicos.

La Permacultura es también una forma de vida, avanzada a su tiempo, que se remonta al modo de vida de nuestros antepasados, que emplea tecnologías apropiadas y que nos permite reconectar otra vez con la naturaleza.

Agroecología:

La Agroecología es una disciplina científica relativamente reciente, socialmente ética, que aplica los principios de la ecología en la gestión de los sistemas agrícolas, analizándolos desde una perspectiva holística (global) y perdurable en el tiempo.

La Agroecología nos habla de la producción de alimentos sanos, libres de productos tóxicos, de crear agrosistemas productivos, biodiversos y equilibrados. De conservar los recursos locales, la fertilidad de la tierra y el paisaje.

También habla de la preservación de las formas de vida y culturas campesinas, del derecho del campesinado a vivir dignamente, de la agricultura de proximidad y de una transformación del modelo socio-político actual hacia un modelo más justo y solidario.

Movimiento de Transición o Comunidades en Transición:

El Movimiento de Transición surge tras la toma de conciencia individual y colectiva del progresivo colapso social y ambiental que está provocando el pico en la producción de petróleo, la crisis climática mundial y las políticas económicas neoliberales.

La estrategia de este movimiento en los países industrializados, es la transición hacia modelos de decrecimiento económico de baja energía. Focalizando el consumo de bienes locales, ciclando los recursos, proponiendo una economía del bien común y desarrollando nuevos modelos de relación entre las personas basados en la confianza, la cooperación, la solidaridad y de armonía con la naturaleza.

Son proyectos ciudadanos colectivos que fomentan la creación de comunidades humanas resilentes, capaces de recuperar su equilibrio tras una perturbación. Estas iniciativas de ciudades y pueblos en transición, aplican la permacultura y la agroecología como herramientas de diseño y estudio.

 Masanobu Fukuoka y la Agricultura Natural:

La Agricultura Natural fue postulada por el microbiólogo japonés Masanobu Fukuoka con la publicación de su primer libro: “La revolución de una brizna de paja” en 1978.

Tras décadas de ensayos agrícolas aplicando la filosofía taoísta del “no hacer”, Fukuoka propone una agricultura revolucionaria frente a la agricultura moderna que segrega los elementos del sistema y que no es capaz de prosperar sin el empleo de fertilizantes químicos ni venenos.

Sus principios de trabajo son: No arar, mantener la estructura y composición del suelo. No usar abonos, ni fertilizantes químicos. No eliminar “malas hierbas”, ni emplear herbicidas. No podar.

A través de la “máxima observación y la mínima intervención”, Masanobu Fukuoka consigue durante años en sus campos de cereales, hortalizas y frutas, una mayor producción por unidad de superficie que en los campos circundantes en agricultura química convencional.

También es conocido por desarrollar la técnica del “nendo-dango” (bolas de arcilla) para sembrar y reverdecer los desiertos como lucha frente a la desertificación.

“La agricultura natural no es el arte del cultivo de verduras y plantas, sino el arte del cultivo y perfeccionamiento de los seres humanos”

Masanobu Fukuoka

Antes eran muy frecuentes… ¡es una luciérnaga hembra!

Emilia Hazelip y la Agricultura Sinérgica:

La Agricultura Sinérgica es la adaptación al clima mediterráneo de la Agricultura Natural de Masanobu Fukuoka. El término lo acuña la bióloga catalana Emilia Hazelip.

Es un método de cultivo para plantas anuales que se realiza sobre bancales elevados. Los principios de su manejo consisten en mantener el suelo sin perturbar ni compactar, utilizar la autofertilidad de la tierra como abono,  integrar la zona de desechos en el perfil del suelo y desarrollar y establecer colaboraciones con organismos beneficiosos en el sistema.